El NIP, también conocido como PIN, es el Número de Identificación Personal que se utiliza en ciertos sistemas, como el teléfono móvil o las tarjetas de crédito.

Este número en las tarjetas es una clave de cuatro dígitos que sirve para identificarse con el sistema del banco. Eso quiere decir que es similar a las firmas, ya que se encarga de confirmar las transacciones.

El PIN se encuentra tanto en tarjetas de crédito como de débito. Además, el dueño de la tarjeta tiene la posibilidad de elegir un número entre 0000 y 9999, por lo que tiene 10.000 opciones distintas a su disposición.

¿Para qué sirve el NIP en las tarjetas?

 El NIP tiene varias funciones, entre las cuales destacan:

  • Pagar productos o servicios, ya sea en tienda física o virtual.
  • Transacciones que se realicen en cajeros automáticos con la tarjeta de plástico. Para eso es necesario también saber cómo funciona el pago con tarjeta de crédito.
  • Usar servicios de banca electrónica.

Sin embargo, no en todos los países el NIP es obligatorio, ya que depende de las medidas que tomen las instituciones financieras. Aunque es un tipo de seguridad que debe implementarse, puesto que así es más complicado que hayan cargos no autorizados u otro tipo de complicaciones.

Maneras de proteger el NIP de la tarjeta

 El NIP es muy importante en las tarjetas, por lo cual si queda expuesto podrán haber graves consecuencias, por eso es necesario protegerlo. A continuación algunas recomendaciones:

  • Es recomendable memorizar el NIP y nunca anotarlo.
  • Cambiarlo regularmente. Si es posible, cada 3 meses.
  • En el caso de que se tengan varias tarjetas, lo ideal sería colocarle un NIP diferente a cada una.
  • Al teclear el NIP es necesario cubrirlo sin que nadie lo observe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *