Algunos bancos tienen su propia manera de activar las tarjetas de crédito; sin embargo, la mayoría de entidades financieras suelen tener el mismo funcionamiento.

Para usar la tarjeta es fundamental que esta se encuentre activa, por lo cual eso se debe realizar con antelación, ya que a veces puede ser una labor tediosa.

Algunas veces no es necesario activar la tarjeta, puesto que ciertos bancos las entregan listas para utilizar.

¿Cómo activar mi tarjeta de crédito?

 Existen distintas maneras de activar una tarjeta:

  • Automáticamente: Algunas tarjetas, como las entregadas por los comercios minoristas o en oficinas, se activan de manera inmediata luego de adquirirlas o después de dos o tres días hábiles.
  • A través de SMS: Es una forma de activar la tarjeta bastante clásica, pero que todavía es posible emplearla. Lo único necesario es recibir un mensaje de texto del banco, seguir todos los pasos y quedará activada.
  • Mediante llamada: En algunos casos, es posible activar la tarjeta llamando a la entidad financiera y respondiendo una serie de preguntas. Una vez se haya hecho eso, ya será posible usarla.

La mayoría de veces, la activación de la tarjeta no toma mucho tiempo y es posible usarla inmediatamente después.

¿Qué hago si no se activa mi tarjeta?

Si la tarjeta no se activa después de haber probado los distintos métodos, es posible que deba entregarse documentación o información adicional de acuerdo a las políticas de riesgo. En ese caso es necesario contactar a un asesor o directamente asistir al banco en el que fue emitida las tarjeta.

También te puede interesar leer cómo funciona el pago con tarjeta de crédito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *