El interés moratorio es un porcentaje cobrado por los bancos cuando sus clientes se retrasan en el pago de un crédito o préstamo. Eso sí, únicamente se aplicarán cuando se venza el plazo de pago fijado con la entidad financiera.

En el caso de que se vaya a solicitar un préstamo por primera vez, es muy importante saber qué son los intereses moratorios, ya que de lo contrario es posible que el banco los cobre si no la cuota no es pagada a tiempo.

Este cobro se encuentra presente en la mayoría de productos financieros, puesto que para las instituciones financieras es una manera de asegurarse que los clientes pagarán sus obligaciones.

¿Cuál es la diferencia entre los intereses corrientes y los moratorios?

La principal diferencia entre los intereses corrientes y los moratorios es que los primeros se pactan con el consentimiento del cliente, mientras que los segundos se cobran sin importar eso.

Además, los intereses corrientes buscan remunerar a los clientes, mientras que los moratorios son una clase de castigo o lección para las personas que no pagan a tiempo sus deudas.

Si te interesa saber más acerca de los intereses corrientes, puedes hacerlo aquí.

¿Cómo se calcula el interés moratorio?

 Las entidades financieras suelen especificar en sus términos y condiciones del contrato el porcentaje de interés que cobran.

Sin embargo, si el préstamo o crédito se realiza con una entidad independiente o una persona natural, el interés por mora se puede calcular de la siguiente manera:

Cantidad de dinero que se debe x Días de retraso / 365 x Tipo de interés moratorio = Intereses moratorios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *